Buscar este blog

martes, 18 de mayo de 2010

Despegamos...

Pronto hará un año que un grupo de tres amigos aficionados, nos lanzamos a la aventura de crear una revista digital cuya temática fuese la tauromaquia, pero con la salvedad de que, a diferencia del resto de publicaciones ya conocidas, se tratase la base del toreo. Es decir, el día a día de las Escuelas taurinas, las peñas, y sobre todo, las novilladas sin picadores.
El proyecto era ambicioso y se nos presentaba como un reto en toda regla. Cada 15 días, debíamos dotar de contenido nuestra publicación, y para ello se hacía indispensable la colaboración de los protagonistas, quienes deberían facilitarnos material contrastado que nosotros nos encargaríamos de publicar en nuestra web.
Fueron casi 2 meses de trabajo muy intenso, donde nos esforzamos por conseguir información de festejos celebrados y avance de carteles, información sobre escuelas, novilleros, etc, etc.
Por desgracia, y pese a ver como día a día aumentaban las visitas de manera notable, pronto nos dimos cuenta de que había sido un error tratar de lanzar la publicación en formato quincenal.
Seguíamos sin recibir noticias y nuestras obligaciones diarias nos impedían mantener ese ritmo de trabajo y compromiso con el proyecto, que desgraciadamente se desvaneció en las fechas siguientes.
La revista en cuestión se llamaba: "Atate los machos" y proximamente aprovecharé este blog para reeditar los dos primeros números bautizados como números 0 y 1.
En ellos, entre otros apartados, se presentaba una columna de nuestro querido amigo D. Jose Luis Gran Romito. Gran torero y mejor persona, del que más adelante me tomaré la libertad de escribir y que recientemente ha publicado su segundo libro: "Fue Quimera" que todavía no he tenido ocasión de leer, pero que despues de su ópera prima, que supuso para mi una más que grata sorpresa, ardo en deseos de poder hacerlo.
Digo esto porque, como buenos aragoneses, alguna virtud tenemos, y es que según se mire, la tozudez es perseverancia, y muchas veces la clave de los éxitos. Vamos que, lo volveremos a intentar, ¿o no vale la pena?
Si Vd. querido lector, ha llegado a este punto de la parrafada, puede que se pregunte ¿Y que narices tiene esto que ver con una sastrería de toreros?
Pues bien querido amigo. Ni el que escribe lo sabe. Quizá sea el hecho de ser hijo de un sastre de toreros y trabajar en una sastrería taurina. Quizá sea el hecho de pretender en el futuro, aprovechar este espacio para publicitar nuestra sastrería, si las condiciones lo aconsejan.
Sea cual fuere el motivo, el caso es que al que escribe le encantan los retos, y creo que el esfuerzo y las ilusiones de los aspirantes a toreros merecen como poco, su momento de gloria, para cuya consecución nos gustaría poder aportar nuestro pequeño granito de arena.
Tengo intención de escribir un par de veces por semana mínimo, y por supuesto, nos daremos a conocer como artesanos taurinos. También aprovecharé para divagar sobre asuntos varios, según tenga el día, aunque trataré de obviar la política para no herir sensibilidades, jeje.
Hasta pronto y buen fin de semana, que aunque en la entrada aprezca otro día, esto se ha redactado el 11 de Junio a las 21:45 horas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario